El argentino Pablo Marini fue presentado el jueves como nuevo técnico de Liga de Quito, con el que sus primeros desafíos rondan por ganar la segunda fase de la LigaPro y los octavos de final de la Copa Sudamericana, en los que enfrentará al brasileño Gremio el próximo 13 de julio.

“A partir de mañana (viernes) nos enfocaremos puntualmente en Gremio,sabiendo de todas las cualidades que tenemos. Es un club grande de América y es imposible decir que no”, dijo el entrenador.

“Hay un plantel de calidad, unos directivos de calidad y hay todos los medios para triunfar”, resaltó Marini durante su presentación como nuevo entrenador albo.

Marini reemplaza al uruguayo Pablo Repetto, campeón con Liga de Quito el 2018, pero fuera del tras los malos resultados al ubicarse en el tercer puesto de la fase de Grupos de la Copa Libertadores, que le ha dado paso directo a octavos de final de la Sudamericana, y en el torneo nacional se quedó sin opción de ganar el primer cupo de finalista.

El nuevo técnico de Liga se mostró contento y agradecido por el recibimiento y aseguró que “es un orgullo que nos hayan elegido como cuerpo técnico para iniciar este nuevo período”.

También resaltó que las conversaciones y negociaciones se dieron en situaciones al límite del tiempo, que no le permitió asumir con mayor anticipación la conducción del equipo, que tiene una grandeza futbolística mundial, pues “cada vez que yo digo Liga de Quito, no me olvido de la final del Mundial de Clubes” del año 2008, en el que eliminó al mexicano Pachuca y perdió la final por 1-0 ante el inglés Manchester United.

Marini indicó que su característica de juego, en la que espera se involucren sus nuevos dirigidos, “será ganar y jugar bien, porque es a lo que nosotros apuntamos, se debe ganar para disfrutar. Depende de la capacidad de los jugadores para un fútbol vistoso. Ahora ya depende de nosotros llevarlo a cabo”, agregó. | El Universo