“Siempre he jugado en esa posición, de enganche o de mediapunta pero cuando el DT te requiere en otra posición, uno siempre trata de adaptarse. Me gusta jugar de espaldas al arco, siempre me gusta estar en contacto con el balón para poder asistir y ayudar en lo que el equipo me necesita”, dijo en 2019 Andrés Chicaiza.

«El mago», oriundo de Otavalo, provincia de Imbabura, es el nuevo refuerzo del Deportivo Cuenca. El volante creativo de 28 años ha jugado en Mushuc Runa, Imbabura SC, Olmedo, Técnico Universitario, Delfín SC, Liga de Quito y Universidad Católica. Con la Selección Nacional participó en la Copa América de Brasil 2019. | El Mercurio