La enfermera que se desmayó, después de recibir la vacuna contra el covid-19 durante una transmisión en vivo por televisión, aclaró el 21 de diciembre del 2020 sobre las causas que provocaron ese momento y dijo que es una reacción habitual.

Tiffany Pontes Dover, gerente de enfermería del CHI Memorial Hospital en Chattanooga, Tennessee, Estados Unidos, fue una de las primeras personas que recibió la vacuna de Pfizer-BioNTech el pasado jueves 17 de diciembre del 2020, según informó el Daily Mail en su edición digital.

Sin embargo, 17 minutos después de recibirla, y mientras hablaba con un canal de noticias local, comenzó a sentirse mal. «Es realmente … lo siento, me siento realmente mareada. Lo siento … », dijo antes de caer al piso mientras dos compañeros se apresuraban a atraparla.

Luego se recuperó y dijo que a menudo se desmaya cuando siente dolor, por lo que no fue una sorpresa.

«Me golpeó de repente … ¡Me siento bien ahora! Es común para mí», agregó la mujer de 30 años. Los colegas de la enfermera insistieron en que no tenía nada que ver con la vacuna que le fue administrada.

El Dr. Jesse Tucker, director de cuidados intensivos en el CHI Memorial, quien también recibió la vacuna, mencionó que «es una reacción que puede ocurrir con mucha frecuencia con cualquier vacuna o inyección«.

Otro portavoz le confirmó a Reuters por correo electrónico que la enfermera “se recuperó rápidamente” después del incidente.

La información del Daily Mail detalla que la afección se conoce como síncope vasovagal y es la causa más común de desmayo. Los desencadenantes incluyen dolor, visión de agujas, calor intenso, estar de pie durante demasiado tiempo y deshidratación.

Y a pesar de que Tiffany Pontes volvió a la cámara después de colapsar para insistir que estaba ‘bien’ y explicar que tiene una condición en la que se desmaya cuando siente dolor, los videos se volvieron virales.

La agencia Reuters también señala que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reconocen en su sitio web que no es raro que las personas se desmayen después de las vacunas. Aunque no hay una respuesta definitiva sobre por qué ocurre esto, “los científicos piensan que los desmayos se deben al proceso de vacunación y no a las vacunas en sí mismas”. 

Según la FDA, Administración de Medicamentos y Alimentos ​​de Estados Unidos, los efectos secundarios más comunes de la vacuna Pfizer-BioNTech son dolor en el lugar donde se aplicó la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones y fiebre. | El Comercio