La mayor red social del mundo enfrenta un duro episodio luego de que agentes antimonopolio federales y estatales de los Estados Unidos presentaron este miércoles una demanda contra Facebook.

Las autoridades alegan que el gigante de las redes sociales abusó de su posición dominante con sus adquisiciones de los servicios de mensajería Instagram y WhatsApp.

Demandas separadas presentadas por la Comisión Federal de Comercio (FTC) y una coalición de funcionarios estatales pidieron la desinversión de Instagram y WhatsApp, servicios que tienen miles de millones de usuarios y son parte de la «familia» de aplicaciones de Facebook. Es decir, que venda estas aplicaciones.

«Las acciones de Facebook para afianzar y mantener su monopolio niegan a los consumidores los beneficios de la competencia», dijo Ian Conner, director de la Oficina de Competencia de la FTC.

«Nuestro objetivo es revertir la conducta anticompetitiva de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación y la libre competencia puedan prosperar».

En particular, las autoridades culpan a Facebook por las adquisiciones de la aplicación Instagram, en 2012 por 1.000 millones de dólares, y del servicio de mensajería WhatsApp, en 2014 por 22.000 millones de dólares. También critican las condiciones impuestas por Facebook a los desarrolladores de software.

«Las acciones de Facebook para afianzar y mantener su monopolio niegan a los consumidores los beneficios de la competencia», dijo Ian Conner, director de la Oficina de Competencia de la FTC.

Los fiscales por su parte reclaman ser notificados de cualquier adquisición superior a 10 millones de dólares que la red social quisiera realizar.

«Utilizando los vastos recursos a su disposición en términos de datos y dinero, Facebook ha aplastado o obstaculizado lo que la compañía vio como amenazas potenciales», dijo la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, en rueda de prensa.

Al hacerlo, el grupo «reduce las opciones de los consumidores, sofoca la innovación, degrada la protección de la privacidad de millones de estadounidenses», dijo.

La principal red social del mundo ha rechazado constantemente las acusaciones de monopolio, argumentando que los consumidores tienen muchas opciones sobre cómo interactuar en línea.

La agencia de protección al consumidor aseguró que revisaría los acuerdos realizados por Amazon, Apple, Facebook, Microsoft y la matriz de Google, Alphabet, desde 2010 en medio de crecientes quejas sobre plataformas tecnológicas que han dominado sectores económicos clave.

El Departamento de Justicia y once estados iniciaron un proceso contra Google a mediados de octubre, acusando al grupo de abusar de una cuasi-hegemonía con su buscador.

En ese marco, se registraron acusaciones similares a fines de la década de 1990 contra la corporación informática Microsoft. Sin embargo, después de casi tres años de procedimientos, el Departamento de Justicia no logró desmantelar la empresa. | AFP / El Universo