El gobierno federal y el estado de New York han acordado que no habrá intercambio de datos o información de nadie en relación a la vacuna COVID-19 que pudiera ser usada por las autoridades de inmigración, según anunció el miércoles el gobernador Andrew Cuomo.

“Nueva York no transmitirá ninguna información a ‘los Feds’”, escribió Cuomo en un mensaje en redes sociales en referencia a las autoridades federales.

“Si la gente indocumentada no se vacuna se compromete su propia salud y se compromete el programa completo”, dijo Cuomo.

“Esta es una gran victoria para los indocumentados neoyorquinos”, agregó el gobernador sobre el acuerdo con el gobierno federal.

El asunto de la información sobre las personas que reciban la vacuna, la cual era una exigencia del gobierno federal, se había convertido en una preocupación importante entre los grupos de defensa de los inmigrantes  y varios legisladores –y Cuomo mismo- que temían que esta información sería compartida con el gobierno en Washington con las agencias de inmigración para identificar a inmigrantes indocumentados.

En los últimos días Cuomo había exigido que este punto se eliminara de los acuerdos entre el estado de New York y el gobierno Trump sobre la distribución y demás de la vacuna contra el Covid. Al parecer Cuomo ganó la partida.

“Gracias a los activistas que pelearon por esto”, escribió el gobernador en su mensaje en redes sociales.

El gobierno federal argumentaba que necesitaba ciertos datos de las personas que reciban la vacuna –nombre, dirección y otros- para establecer un control u orden básico sobre la distribución y efectos de la vacuna.

No queda claro en este momento qué datos se requerirán de cada persona, más que la palabra del gobernador de que no se transmitirá nada al gobierno federal que pueda identificar el estado migratorio de los recipientes de la vacuna.

Cuomo anunció también que se espera que la vacuna de la farmacéutica Pfizer sea aprobada por la FDA (rama del gobierno federal en cargo de tales autorizaciones) el jueves y Nueva York podría recibir sus primeras dosis tan pronto como este fin de semana.

El panel de revisión de vacunas de Nueva York se reunirá y aprobará la vacuna inmediatamente después.

«La escala de vacunación de todos en su estado es simplemente masiva», dijo el Gobernador Cuomo en lo que fue su primera conferencia de prensa virtual.

Las primeras 170.000 dosis de Nueva York se destinarán a los residentes y al personal de los asilos de ancianos, así como a los trabajadores de la salud de alto riesgo. | Spectrum News