Las cifras de enero a agosto de este año, que forman parte del informe sobre el consumo de alcohol en el Azuay presentado el último fin de semana, dan cuenta de que en la región se dieron 1.380 atenciones ambulatorias a personas consumo problemático de alcohol, de los que 990 corresponden a la provincia del Azuay.

Milton Capón, encargado de la atención ambulatoria para este tipo de casos en Cuenca comenta que un 5,4 % de adultos a nivel nacional sufre una dependencia o presenta problemas en el consumo de alcohol.

Otro de los datos que preocupa, afirma, es que en el país la edad en la que se inicia a consumir alcohol es de 10 años según las últimas cifras del Ministerio de Salud Pública, cuando hace una década ese indicador se ubicaba a los 15 años.

En Cuenca, el centro de salud Pumapungo ofrece atención ambulatoria para este problema y hace un acompañamiento en salud física y mental en cada caso, así como refiere un internamiento en un centro de tratamiento de adicciones público en caso de ser necesario.

“Es importante combatir este mal porque no solo afecta al paciente sino a todo su entorno familiar y social” indica Capón sobre la gravedad de esta otra ‘pandemia’ que afecta a la ciudad. | El Mercurio