l coronavirus ha afectado a millons de personas en todo el mundo. Foto: EFE/ Johnny Parra

A raíz del fin del estado de excepción, registrado a mediados de septiembre, el desorden público, que pone en riesgo el aumento de contagios de la covid-19, se ha convertido en algo cotidiano y si no se cambia esa actitud, la posibilidad de un rebrote es inminente, así lo dejó claro Juan Zapata, director del Sistema Integrado ECU 911

Para evitar el repunte de casos, la recién creada Mesa Técnica, liderada por el Ministerio de Salud Pública y conformada por la Secretaría de Gestión de Riesgos, el Ministerio Gobierno y ECU 911, presentó ayer al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional un proyecto de exhorto a los 221 municipios del país, que será analizado el jueves, en el que se pide suspender todas las celebraciones públicas de fin de año.

“Nosotros estamos pidiendo a través de la Mesa, la suspensión de ferias de Navidad, de los festivales de Año Viejo, las ferias que también se dan en Año Viejo y Año Nuevo, pero sobre todo Ecuador es un país muy creyente y tenemos los pases del niño que también nos generan complicaciones a nivel nacional, además de las ferias gastronómicas y todos los eventos que generen aglomeraciones. Diciembre siempre ha sido un mes complicado, por eso merece más control”, señaló Zapata.

Las cifras que motivan esta decisión son principalmente las de las aglomeraciones, mientras rigió el estado de excepción estas llegaron a un máximo de 5.518, en octubre se triplicaron y llegaron a 14.517 y solo hasta la mitad de noviembre ya se han producido 12.933, las ciudades con mayor complicación son Guayaquil, Quito y Cuenca.

A las autoridades también les preocupa el consumo de alcohol en la vía pública y las fiestas, estas últimas han tenido un crecimiento del 185%, por lo que se esperaría que para diciembre la situación se agrave.

Además, se analizarán los permisos a los centros comerciales, donde se han detectado inconductas, incumplimiento de aforos y de las medidas de bioseguridad, se planifican más controles.

Aunque por el momento son pedidos realizados desde Quito, Juan Zapata explicó que lo más probable es que se extiendan a nivel nacional, es así como muy probablemente se prohibirá la venta de licor entre el 23 y 25 de diciembre y el 30 y 31 de diciembre.

Otro de los pedidos que por el momento se hizo desde el municipio de la capital, pero que sería extendido a nivel nacional es que, a partir del 22 de noviembre, cuando expiran los salvoconductos emitidos por el Gobierno, se delegue a los municipios la emisión de estos documentos que autorizan la circulación vehicular en las ciudades.

Por su parte, el Ministerio de Gobierno seguirá emitiéndolos para el personal de la primera fila (médicos, policías y militares), sectores estratégicos y para quienes laboran en los sectores productivos y alimenticios.

Aglomeraciones políticas

Ayer en Quito cientos de simpatizantes del empresario Álvaro Noboa se reunieron en las afueras del Consejo Nacional Electoral (CNE) para protestar en contra de su eliminación de la contienda electoral, no se respetó el distanciamiento social y muchos no portaban mascarillas. Hechos como este y lo ocurrido durante la inscripción de candidaturas, pone en alerta a las autoridades sobre lo que podría ocurrir en campaña y piden la colaboración sobre todo de los líderes políticos.

Por esta razón Juan Zapata, director del ECU 911, solicitó a los integrantes del CNE y de las organizaciones políticas una reunión para hablar sobre el tema, si durante la campaña se da aglomeración de personas, el control de virus cada vez será más complicado, advirtió.

“Se hará un llamado patriótico y ciudadano a todos los líderes políticos que quieren manejar los destinos del país y deberían ser los primeros en decirle a sus simpatizantes que se cuiden, es impensable que después de ocho meses la gente se sigue reuniendo en ese número y sin medidas de bioseguridad, si eso ocurre ahora, que todavía no ha arrancado la campaña, imagínense lo que va a pasar en el mes de enero, eso es una preocupación latente”, dijo Zapata. | El Mercurio