La Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó este miércoles 14 de octubre a los países de Latinoamérica a empezar a utilizar un nuevo test rápido para detectar el COVID-19 y dijo que está realizando una prueba piloto en regiones remotas de Ecuador, El Salvador, México y Surinam.

El nuevo test, que fue aprobado en septiembre por la Organización Mundial de la Salud, es fabricado por dos compañías diferentes: una con sede en Asia y la otra con sede en Europa y Estados Unidos. La OPS no reveló sus nombres ni el de la prueba.

Las Américas han sido el epicentro de la epidemia durante meses, con más de 18 millones de casos de coronavirus y más de 590.000 muertos.

Más de la mitad de esos casos, 10 millones, han sido reportados en Latinoamérica, donde también se han registrado más de 370.000 decesos, según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

Existen por ahora dos maneras de acceder a las nuevas pruebas: a través de programas pilotos y por medio de un fondo estratégico de la OPS en el que pueden participar los países para asegurar su obtención, de la misma manera que ya lo hacen con algunas medicinas.

La OPS dijo que tiene cientos de miles de esas pruebas en sus depósitos en Panamá y espera la llegada de millones más en las próximas semanas.

En el caso de las pruebas piloto, la OPS suministrará los test sin costo y vigilará su utilización.

En Latinoamérica se han distribuido pruebas económicas de diagnóstico rápido que no cuentan con el aval de la OPS, que las considera poco confiables. Generalmente miden el nivel de anticuerpos en la sangre y por eso en etapas tempranas suelen no detectar la enfermedad.

Las pruebas de PCR, en cambio, detectan la presencia del virus en el cuerpo y son sumamente precisas. Pero como deben realizarse en laboratorios, generalmente sus resultados toman semanas en áreas de difícil acceso como regiones montañosas, desiertos e islas. Así, personas que están enfermas suelen seguir con su rutina normal mientras esperan los resultados, visitando a familiares y utilizando el transporte público, lo que ayuda a propagar el contagio, según la OPS.

Los test de antígenos, por su parte, detectan proteínas específicas del coronavirus y sus resultados pueden estar en menos de una hora, según la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. Si dan positivos, es muy probable que la persona esté enferma, pero si dan negativos, es posible que los médicos recomienden una prueba de PCR.

Las nuevas pruebas permiten aislar a los enfermos rápidamente y comenzar los tratamientos de inmediato, dijo Etienne. El diagnóstico se puede hacer en cuestión de minutos, en lugar de días, y a un tercio del costo de las pruebas de PCR, explicó. | Ap / Ecuavisa