¿Cuáles son las características que dan los extranjeros a Cuenca? Las respuestas son múltiples, sin embargo, hay algunas que convergen o se repiten: una arquitectura vistosa, el orden en las calles y la tranquilidad de vivir en un lugar que en gran medida no tiene el caso de las ciudades populosas.

John Smith, un estadounidense que hace poco se regresó a su país, aún recuerda la primera vez que vio a Cuenca.

“Me quedé maravillado por su centro. En Estados Unidos uno alza la cabeza y se encuentra con rascacielos, mientras que en Cuenca levantas la cabeza y te encuentras con casas que tienen una infinidad de detalles”, opinó John.

El centro histórico de la ciudad, desde mucho antes de su declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1999, siempre ha sido un imán para propios y extraños, hasta tal punto, en el que grupo de extranjeros se unieron para mantener su belleza.

En el 2018 se fundó “Keep Cuenca Beautiful”, una organización, en principio conformada solo por estadounidenses, que empezó a pintar las paredes de las fachadas manchadas con grafitis en el centro histórico de Cuenca.

Y aunque hoy han disminuido su accionar por la pandemia, docenas de frontis fueron pintados por los norteamericanos.

Reconocimientos

Las organizaciones internacionales también han dicho mucho de Cuenca: el primero de diciembre de 1999, el centro histórico fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Para ello se tomaron tres criterios: la ilustración de Cuenca como implantación exitosa de la planificación urbana renacentista, la fusión de diferentes sociedades y culturas a través del diseño y pasaje urbano, y el ejemplo vivo de la ciudad colonial planificada desde el interior de España.

Desde entonces, la ciudad se visibilizó todavía más fuera de Ecuador. Según un estudio de la Facultad de Economía de la Universidad de Cuenca, el turista extranjero que visita la ciudad tiene en promedio 35 años y su estadía dura 3,5 días.

Esos datos corroboran con el premio que recibió la ciudad, por primera vez, en el 2017: los World Travel Awards escogió a Cuenca como “Mejor Destino de Vacaciones Cortas en Sudamérica”. El premio se repetiría en el 2018 y 2019.

Para este 2020, la ciudad recibió tres nominaciones: Mejor Destino de Vacaciones Cortas de América del Sur, Ciudad Cultural Líder de Sudamérica y Ciudad Líder en Turismo. Los ganadores se conocerán el 27 de noviembre, en la ciudad de Moscú.

“Lo más bonito de Cuenca, además de su arquitectura colonial y sus fachadas, es el ambiente. Me encanta la ciudad porque uno puede salir a caminar. A mí lo que me encanta es ir al mercado 10 de Agosto y comerme una humita”, dijo Lore Criado-Engel, una francesa que vivirá en Cuenca por un tiempo.

Celebraciones

La pandemia ha dejado tiempos inciertos, y en Cuenca no hay excepciones. En las calles ya no se ve el mismo número de turistas y las personas intentan de múltiples maneras reactivar el comercio.

Lo público y lo privado también han buscado la manera de generar estrategias para que la ciudad vuelva a ser visitada por gente de otras ciudades y otros países. Algunos mantienen la esperanza en que haya oportunidades atractivas en las celebraciones del bicentenario de independencia de Cuenca. | El Mercurio