La Conaie y Pachakutik apelan a la unidad “en términos reales” del movimiento indígena, de cara a las elecciones generales del 2021. Como un primer paso para ello, se plantea que Jaime Vargas ocupe el primer casillero de las precandidaturas para la lista nacional de asambleístas en la lista 18.

Ese fue el acuerdo al que llegaron las dos organizaciones, según reza un documento con las resoluciones alcanzadas en el consejo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, con fecha del 28 de septiembre del 2020.

El documento está firmado por Vargas, como presidente de la Conaie; Marlon Vargas, presidente de la Confenaie; y, Carlos Sucuzhañay, presidente de la Ecuarunari. También se especifica que en el encuentro participaron Marlon Santi, coordinador de Pachakutik y Yaku Pérez, precandidato presidencial.

“La Conaie y Pachakutik acuerdan el procedimiento para alcanzar la unidad, para dar el primer paso, el presidente de la Conaie, Jaime Vargas, ocupe el primer casillero como candidato para la Asamblea Nacional en representación de las 15 nacionalidades y 18 pueblos del Ecuador”, dice el documento.

Ahí se especifica también que el exprefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, continúe como postulante a esa dignidad, pero en el tercer casillero. Antes había sido mocionado para encabezar el listado.

“A fin de materializar esta resolución, el Consejo Político de la Conaie solicita a Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik, a que convoque de manera urgente al consejo político nacional a fin de que Jaime Vargas, presidente de la Conaie, ocupe el primer casillero como candidato principal a la Asamblea Nacional”.

Esta posición es contraria a la anunciada el 20 de agosto pasado, en una rueda de prensa. Ese día Vargas junto al presidente del movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), Leonidas Iza, anunciaron que no serían candidatos a ninguna dignidad. | El Comercio