Las concesiones que ya se entregaron para todas las fases de la minería en Cuenca deberán respetarse, aun si en la Consulta Popular la mayoría de los pobladores se pronuncian en contra de esta actividad, señaló René Ortiz, ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables.

El funcionario puntualizó que la sentencia de la Corte Constitucional, que dio vía libre a la realización de la Consulta, deja claro que lo decidido será a futuro y puntualizó que por ley no se podrán prohibir el desarrollo de las concesiones que ya fueron entregadas y que incluyen todas las fases, incluida la de explotación, que quedaría prohibida en caso de que gane el Sí.

El ministro además dejó entrever que el prohibir la minería legal, en varios casos, ha desencadenado en la proliferación de la práctica ilegal de esta actividad, que al final causa más daño ambiental.

“Qué batallas tan gigantescas que hay que librar contra la ilegalidad, afortunadamente el Gobierno ha mostrado firmeza para que el Estado de derecho, la seguridad jurídica, las leyes y el orden prevalezcan sobre la ilegalidad, Buenos Aires es un gran ejemplo. El trabajo ilegal no sigue las reglas, ni las tecnológicas, ni las ambientales, entonces es el principal destructor, y la gente nos refleja como que somos iguales, pero nuestros proyectos están diseñados para no afectar”, puntualizó Ortiz. | El Mercurio