Un Club a la Deriva

93

Empezamos diciendo que el Club Deportivo Cuenca es el cuadro con más seguidores en el Austro del país, con la grandeza de haber sido Campeón y representante del país en torneos internacionales en Copa Libertadores, Sudaméricana y CONMEBOL, como Campeón y vicecampeón.

Pero por qué está a la deriva?

La historia está marcada; su nacimiento fue a lo grande con jugadores mundialistas y de equipos muy importantes de sudamérica claro el público la empresa privada acompañó, después de esos años de inicio y gloria de la década del 70 llegó la época de descensos hasta llegar a la segunda provincial, la siguiente etapa fue el resurgimiento deportivo y el amor con su afición, aparecieron los problemas económicos con dirigentes que ponían dinero de su bolsillo algunos de ellos y no pudieron recuperar sus préstamos un manejo irreal del club en cuanto a la economía se esperaba que él público acompañe en gran cantidad al estadio y eso no sucedió salvo en los partidos importantes.

En lo deportivo el equipo no brilló descendió a mediados de los 90, está época fue del retorno rápido de categoría, vino las épocas en que se quiso hacer un club ordenado apareció el apoyo político para la donación y construcción del Complejo Deportivo de Patamarca con el regreso de su primer presidente, se armó un buen equipo pero ese rol de pagos no era el real en los siguientes años antes de que termine los 90 el equipo descendió nuevamente y allí estuvo a punto de bajar a la segunda categoría. Después de dos años en la serie B en el primer año del nuevo milenio retornó al fútbol grande de la mano de dirigentes jóvenes que quisieron hacer del club una cantera de jugadores con un proyecto interesante de los 3 mil días, pero la efervescencia del título del 2004 no les permitió poner las bases.

En los siguientes años se armarían equipos con sueldos más altos que el presupuesto del club con personas que poco sabían de fútbol y un manejo poco profesional.

Pero quienes gozaron económicamente hasta antes de la primera mitad del nuevo milenio?

Quienes organizaban los partidos un gerente de la Asociación de fútbol local que mandaba hacer doble emisión de boletos, el ruleteo, la falta de control de los organizadores de los partidos de fútbol y una reventa que siempre vivió a costillas del club a vista y paciencia de todos, el estadio era acordeón a veces el ojo periodístico calculaba un número pero siempre salía de dos a tres mil menos.

Continuando con el recorrido en la primera década del nuevo milenio el club ya estaba al borde del precipicio se organizaron colectas en la calle radio maratones en donde en algo se pudo sacar para ayudar apagar el incendio pero las malas administraciones lo estaban llevando a la crisis total.

Llegó la segunda mitad del Milenio con un presidente y directivos que empezaron bien por armar un equipo acorde al presupuesto después un vice campeonato pero se marearon y apareció la venta más cara de un jugador del club al fútbol europeo en un millón de dólares, ese dinero no fue para pagar a todos los acreedores y parar la crisis económica que vivía el club, aparecieron las pugnas entre dirigentes y la deuda crecía cada día, mientras se vestían de empresarios algunos, se armaba equipos sin presupuesto real, lo normal era deber hasta cinco meses de sueldo llegaran dirigentes sin poder de gestión y sin conocimiento de manejo de un club de fútbol, fueron quienes pusieron LA PRIMERA PIEDRA DE LA QUIEBRA DEL DEPORTIVO CUENCA AL VENDER EL COMPLEJO DEPORTIVO DE PATAMARCA.

Se fueron mintiéndole a la afición de que pagarían gran parte de las deudas y que con el dinero que sobraba le dejarían un terreno, nunca sucedió le dejaron al club en estado de enfermo crónico.

Llegó el último grupo de dirigentes parecía que se entraría en un a nueva era dentro de lo deportivo y económico pero no fue así en lo deportivo se llegó a sudamericanas y octavos de final , pero en lo económico cada vez peor sufrió la resta de puntos por incumplimiento de sueldos la falta de gestión el involucramiento de empresarios, el desconocimiento de manejo de club la falta de transparencia, la salida de cada directivo de los que empezaron como un grupo que se hicieron llamar la 12, ha sido el detonante para que el Expreso Austral este a la deriva.

Opinión: Wilo Crespo
Twitter: @Wilocrespo
Compartir